De  Madrid a Nápoles. Una crónica desde Madrid.

Crónicas para Radio Garrucha La Marinera. 

Una pluma un papel.  24/02/2008Guadix

Amigos de La Marinera, este oyente granadino de padres almerienses que trabaja en Madrid y vive en un pueblico de Guadalajara, El Casar, os deja su contribución semanal al proyecto Marinero, del “joven” Andrés Caparrós.

Recuerdo a los navegantes que el título de está crónica semanal, es un homenaje al paisano ilustre, Pedro Antonio de Alarcón, de Guadix, Granada, del que en este año se cumple el 175 aniversario de su nacimiento, esperemos que alguien en el Ayuntamiento de Guadix o la Diputación de Granada se acuerden y por lo menos, recordemos algún día de este año a este heterodoxo español.

Este granadino de Guadix, vivió la España de 1800 y murió en 1891 en Madrid, la ciudad en la que desarrollo su actividad pública. El, que escribía también para los periódicos de una provincia española llamada Cuba, “la perla de la corona”, no llego a ver la decadencia española de 1898 y la pérdida de las últimas colonias españolas, la decadencia de nuestro País,  sus últimos escritos ya anunciaban unas críticas a la clase dirigente española de la época

-«¡Ay de mí, si andando el tiempo, y porque el malogro de las prosaicas esperanzas que hoy acaricio lo exija, me veo forzado, para cubrir domésticas obligaciones, a descolgar la pluma de novelista y volver a la arena pública!»..... -¡Me comerán vivo aquellos a quienes hoy desprecio!.....

Pedro Antonio de Alarcón, vivió intensamente: De la Escuela de Leyes al seminario de SanGuadix. Granada Torcuato, en Granada. De ser un revolucionario antimonárquico y anticlerical, librepensador, en su juventud, a ser conservador y más tarde creyente fervoroso, soldado en la guerra de África, viajó por Europa, embajador, un gran periodista, diputado y Consejero de Estado, y más tarde fue Miembro de la Academia Española, se consideraba un patriota con sentido del deber hacia su País, y lo más importante nos ha dejado sus libros, con poemas, novelas y crónicas de viajes.

Como veis, en el siglo XIX, había gente con espíritu inquieto en nuestra tierra, solo con una pluma y un papel.

El día que vuelva la historia a nuestras escuelas, que volverá, porque ya sabéis que todo es cíclico, se recuperan figuras como la de Pedro Antonio de Alarcón.

Mi recuerdo al de Guadix, en estos albores de siglo XXI, es para remover un poco las mentes, y animar a todos a VIVIR, esto es, a no dejarse llevar por el día a día, vencer al tedio y los pequeños problemas, y tratar de hacer algo más para mejorar un poco en nuestro entorno inmediato.

Un buen ejemplo es el de Caparrós y su Radio Marinera, desde Garrucha para todo el mundo. Un micrófono y un ordenador.

Que seáis felices, que es de lo que se trata.

Inicio de Madrid a Nápoles >>>>